La policía china estrena gafas con reconocimiento facial para identificar y capturar sospechosos

Sí, podríamos arrancar con la obligada referencia a 'Black Mirror', pero esta ocasión no será así. Al parecer, China está por convertirse, si no es que ya se convirtió, en el primer país donde la privacidad de sus ciudadanos no existe, y lo más impresionante de esto es que los mismos chinos parecen estar de acuerdo con ello.

En una nueva muestra de las capacidades tecnológicas de China, están dando a conocer que sus departamentos de policía están estrenado unas gafas equipadas con cámara y sistema de reconocimiento facial, que son capaces de escanear los rostros de todos los habitantes del país y así los agentes conozcan en tiempo real los detalles de cada una de estas personas.

Escaneando rostros, y detalles, en tiempo real

Este nuevo proyecto nació con el objetivo de escanear los rostros de los pasajeros de tren, y así detectar a aquellos que usarán tarjetas de identidad falsas. Pero las gafas funcionaron tan bien después de identificar a sospechosos de crímenes, que decidieron ampliar su uso fuera de las estaciones ferroviarias.

Tan sólo la semana pasada, la policía de la estación ferroviaria de Zhengzhou arrestó a siete sospechoso de secuestro y robo, todo en unos cuantos segundos y de forma eficiente, ya que estas gafas no sólo detectan rostros de sospechosos, sino también son capaces de ofrecer información detallada de las personas.

Cada par de gafas cuenta con una cámara del lado derecho y están conectadas a un dispositivo móvil muy similar a un smartphone, este dispositivo se encuentra en constante comunicación con la base de datos de la policía, por lo que es posible acceder a los nombres de las personas escaneadas, así como sus direcciones, etnia, género, ocupación y hasta historial de navegación en internet.

Si la cámara detecta el rostro de un sospechoso, el agente recibe una alerta con la información para hacer la detención. Pero si un agente busca realizar una búsqueda a fondo de los antecedentes de cualquier persona, sólo necesitara tomar una foto y recibir la información en su dispositivo, todo esto sin que la persona se dé cuenta.

Las gafas fueron fabricadas por la compañía LLVision Technology en Beijing y cuentan con muchos aspectos que nos recuerdan a las Google Glass, cómo toda la polémica de privacidad que desató en Estados Unidos y varias regiones del mundo.

Y como sabemos, esto no es nuevo, es sólo es una parte del gran despliegue tecnológico de China, donde ya han implementado un brutal sistema de cámaras con inteligencia artificial, así como el nuevo puntaje ciudadano basado en la confiabilidad, por lo que seguramente seguiremos viendo parte de estos proyectos donde la privacidad se ha dejado de lado.

 

Fuente: Xataka

Tags: